Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación. Si se continúa navegando, se da el consentimiento al uso de las "cookies".

Acepto Más información
close

Michel Boucquillon

¿Necesitas ayuda para buscar el producto adecuado? Ponte en contacto con nuestro Servicio de Clientes.

Filtrar productos Filtrar productos

Filtros

Tipologías

Precio

€ 1020 - € 1035
Michel Boucquillon

"El diseño es algo que proporciona felicidad a los consumidores".
Esta frase resume brevemente la filosofía que ha guiado y sigue guiando a Michel Boucquillon en su papel de "distribuidor de felicidad" a través de la elaboración de arquitecturas y objetos de diseño con el objetivo de reflejar la multiplicidad de la naturaleza humana. El diseño, para Michel, ha de regalar un alma a la materia, plasmar formas que permitan al consumidor sentirse inconscientemente llamado por el objeto, el cual ha de suscitar emociones, narrar una historia. El diseño no ha de ser nunca aburrido, sino la expresión material de un ánimo en continua evolución, precisamente como el del hombre.
Estos principios son los que en 1986 llevaron al belga Michel Boucquillon, de la quinta de 1962, a licenciarse en Arquitectura, un título de estudio que le ha abierto las puertas para conseguir triunfar en el mundo.
Tras haber ganado el premio "Von Hove" en Bruselas, trabajó durante dos años en Florencia. Con tan solo 26 años obtuvo el proyecto del Hemiciclo del Parlamento Europeo de Bruselas, para el que diseñó también la decoración. La participación en la realización de esta obra le supuso poder colaborar con varias empresas de diseño internacional.
En 1994 abrió su primer estudio en Bruselas, al que siguió Boucquillons S.A.S., abierto en Italia, como actividad de product-design. Sus creaciones han recibido numerosos reconocimientos: el premio "Design Plus" por la bañera la Strip, producida para Acquamass o el "Good Design" recibido por los cubiertos Unique, con la marca Auerhahn. En 2011 consiguió ser nominado al "Compasso d'oro" por la silla de director Serralupi.
Actualmente, vive en Lucca, en una casa diseñada por el mismo, que es un auténtico taller de ideas y experimentaciones del genio de Michel Boucquillon y también su idea materializada de lo que es la arquitectura como espacio delimitado donde el hombre puede expresar sus exigencias, cada día nuevas y distintas.
Sus aportaciones a la industria del diseño son múltiples y abarcan accesorios para el baño, cubiertos, lámparas o sillas por lo que llega a todos los campos del sector de la decoración.
El estilo que caracteriza sus creaciones es sencillo pero moderno, con colores puros y brillantes. Michel no se abandona en decoraciones inútiles y fútiles, crea objetos que, con su linealidad, comunican directamente con los compradores.