Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

Más información
close

Carlotta de Bevilacqua

¿Necesitas ayuda para buscar el producto adecuado? Ponte en contacto con nuestro Servicio de Clientes.

Filtra prodotti Filtra prodotti

Filtros

Precio

€ 135 - € 4605
Carlotta de Bevilacqua

Carlotta de Bevilacqua nació en Milán, su padre era austriaco y su madre era natural de la ciudad de Parma. En esta bulliciosa ciudad estudió y se licenció en Arquitectura en el Politécnico en 1983. Desde entonces su trayectoria laboral y profesional no ha parado de crecer hasta alcanzar una sólida carrera profesional que perdura hasta el día de hoy. Ante todo arquitecta, diseñadora por vocación, empresaria con La Danese y profesora en el mismo Politécnico: todo esto es Carlotta de Bevilacqua, un referente energético y volcánico del panorama internacional del diseño mundial. Tras acabar sus estudios, Carlotta de Bevilacqua empezó un trabajo incansable en el estudio de Milán, dirigido por ella misma con el que llegó a realizar colaboraciones de prestigio en el ambiente nacional e internacional y desde 1989 hasta 1993 desempeñó el papel de directora artística para empresas del calibre de Memphis y Alias. Aunque el gran amor de Carlotta de Bevilacqua es la luz y su aplicación en las viviendas. Las investigaciones meticulosas sobre los materiales llevan a la arquitecta a desempeñar hasta 2004 el cargo de Administrador delegado para el sector Brand Strategy & Development de Artemide Group, una de las empresas más importantes del mundo en el sector de la iluminación. La colaboración con Artemide supone para Carlotta de Bevilacqua experimentar con materiales innovadores y poner en práctica proyectos que integran la potencia de la luz con una especie de desarrollo sensorial, tales como A.L.S.O. y Metamorfosi. En 2011 recibió el premio prestigioso Red Dot Design Awards por la creación que la consagrará en el olimpo de las estrellas del diseño: los sistemas de iluminación Copernico y Algoritmo de Artemide. La concepción de la luz de Carlotta de Bevilacqua supera los límites de lo visible ya que desea hacer vivir, a quien disfruta de este elemento, una relación profunda, intensamente sinérgica y ligada a los sentidos. No solamente vista, sino también tacto, oído y gusto se funden en sus proyectos para dar vida a experiencias plurisensoriales con un carácter único. Otro pilar en la concepción del diseño para Carlotta de Bevilacqua es la accesibilidad. El sueño de la arquitecta reside de hecho en ensanchar el porcentaje, estimado en el 10%, de las personas que pueden disfrutar de objetos de diseño en sus viviendas. Conseguir que este sector resulte más popular sin olvidarse nunca de la calidad, la excelencia y la creatividad son una tarea que desde siempre Carlotta lleva hacia delante, sobre todo en su trabajo ligado a La Danese. Adquirida en 1999, La Danese se ha convertido bajo la dirección de Carlotta de Bevilacqua, en un auténtico taller abierto, un corazón pulsante donde talentos emergentes del diseño italiano e internacional pueden dar vida a proyectos tangibles, caracterizados por una esencia más popular y menos de élite. La obra de saneamiento empresarial ha sido llevada a cabo con inteligencia y garbo ya que Carlotta de Bevilacqua ha sabido sacar brillo a elementos históricos al combinarlos con creaciones nuevas e innovadoras de diseño aplicado.  Actualmente, Carlotta de Bevilacqua trabaja en su estudio, una actividad que compagina como profesora de numerosos cursos en el Politécnico de Milán y seminarios impartidos en la Universidad Bocconi y en otras universidades internacionales. Su estilo puro, minimalista pero con una esencia fascinante sigue viviendo en las creaciones dedicadas a la iluminación y en su obra destinada a profundizar en la fuerza de la luz y en la posibilidad de hacer llegar los objetos ligados a la luz a todas las personas. Un reto que reclama el triunfo en nombre del arte del diseño y de la voluntad de poblar el universo con elementos portadores de una belleza innata.